Supporting higher education in Argentina, one student at a time.
Apoyando la educación superior en Argentina, un estudiante a la vez.

PostHeaderIcon Gaston Madera

gaston

Gastón creció admirando la labor de sus papás, empleados rurales. De ahí surge su pasión por la agronomía.  Gastón nos comentó: “Mi sueño de llegar a ser ingeniero agrónomo ahora está mucho más cerca, será mucho más fácil” (gracias a la ayuda de VISIONAR).  

Gastón y su familia hacen mucho sacrificio para que él pueda estudiar en San Francisco. Gastón debió independizarse desde muy jóven, pero admite que el esfuerzo vale la pena.

Universidad:             ESIL - Escuela Superior Integral de Lechería
Sitio Web:                  http://www.esil.org.ar/plan_agronom.htm

Título:                         Ingeniero agrónomo
Duración:                   6 años
Localidad:                 San Francisco, Córdoba

 

Hola, soy Gastón Alberto Madera, desde que nací hasta los 14 años viví junto a mi familia en el campo, mi padre puestero y ama de casa mi madre, quienes hacían lo imposible para poder progresar día a día y lograr de sus hijos lo mejor, como aún todavía lo hacen, en lo que podía yo los ayudaba, pero mi prioridad eran los estudios. Terminé mis estudios del C.B.U. a los 13 años en Devoto, donde viajaba en lo que fuese para no faltar, era una escuela orientada a la electricidad y mecánica. Me iba bien, pero no era lo mío.

Tenía 14 años, sabía que lo que seguía eran estudios que te van formando a lo que uno quiere ser, una profesión. Les dije a mis padres que lo mío era el campo y conocer mucha gente.

Económicamente era difícil, casi que no podía ir, pero con el sacrificio de mis papás y la ayuda de mis abuelos me vine solo a San Francisco, y a los 14 años comencé a estudiar  4º año del secundario en el I.P.E.M. Nº222 Américo A. Milani, orientado en las ciencias agrarias y ganaderas.

Ser egresado de ese colegio fue una de las cosas más bellas que me paso en la vida, los consejos, la educación, el respeto y los conceptos aprendidos hicieron que no sea tan difícil la carrera que escogí, la de Ingeniero Agrónomo, lo que ahora puedo decir: entender la eficacia, la eficiencia y la calidad  que rigen la práctica de la agricultura y la ganadería.

Pero esto es gracias a la ayuda que me brinda VISIONAR. Sin esta ayuda no estaría aquí, de seguro estaría trabajando. Agradezco su valorización de mis logros!

Una vez terminada la carrera, dicen que los egresados “se quieren comer el mundo” de tantas cosas que te permite hacer esta profesión, yo quiero conocer un poco más de lo que nos enseñan en la universidad sobre agroquímicos y así poder asesorar con una mejor calidad a los productores, en la cosecha, la siembra y la producción que fuere.

Servicio a la comunidad (requisito de VISIONAR): contribuyo buscando mas colaboradores que donen becas de estudio, para poder darles la oportunidad a otros estudiantes, como me la han dado a mí. Además voy al hogar de ancianos a hacer distintas actividades como limpiar, ayudar con los nonos, etc. Ayuda mis compañeros en alguna materia que les cuesta. Ayudar en las campañas para recaudar fondos para mas becas.  Más que aprendizaje, es poner en práctica la solidaridad que todos tenemos. Como aprendizaje en sí, es aprender a ayudar a quienes lo necesitan, aprender de lo que te cuentan los nonos como experiencia, y saber devolver la ayuda de la gente.

El estudio es la mejor herencia que te pueden dejar los padres, tanto en la pobreza como en la riqueza! Quizás ser becado te da fuerzas, te inspira ya que son dos las responsabilidades: el cumplimiento de los requisitos de la beca y estudiar con muchas ganas lo que me gusta. Además quizás los caminos en la labor sean más amplios. Y la posibilidad de ir a los EE.UU. esté presente.

MUCHAS GRACIAS A VISIONAR Y TODO EL EQUIPO QUE LO CONFORMA!!

 

 
Noticias
Suscríbase aquí para recibir noticias de VISIONAR